Chiang Mai, entre templos, montañas y sonrisas

Templo Chiang Mai - Wat Chedi Luang

Chiang Mai, la ciudad con más templos de Tailandia

Viaje a Chiang Mai desde Bangkok

Chiang Mai - Wat Chedi LuangLlegamos a Chiang Mai después de 15 horas en tren y 2 horas en autobús ya que por las inundaciones era imposible llegar en tren.

Estuvimos 15 horas metidos en un vagón plagado de mosquitos y con las luces encendidas toda la noche.

Con el calor que hacía, o te tapabas con la manta por completo y te ponías a sudar como un pollo, o no te tapabas y los mosquitos te comían vivo. Ha sido uno de los viajes más estresantes y agobiantes de toda mi vida. De seguro que nos volveremos a pensar si viajar en tren de noche.

CascadaA la llegada a Chiang Mai la cosa mejoró. Nos vinieron a recoger en la misma estación la familia de Dew, una amiga Tailandesa que ahora vive en España. Nos invitaron comer, a cenar y dejaron que la primera noche nos hospedáramos en su casa.

A la mañana siguiente después de desayunar nos llevaron al Little Bird Guest House, donde permanecimos 3 noches.

Desde aquí, agradecer a la familia de Dew toda su hospitalidad. Siempre estaremos en deuda con ellos y esperamos devolverles el favor algún día en España!

¿Qué ver en Chiang Mai?

Chiang Mai - Doi SuthepEl primer día, nos lo pasamos dando vueltas por la ciudad viendo templos. En Chiang Mai hay unos 300 templos en total así que es imposible verlos todos.

Sobretodo disfrutamos viendo los dos más grandes: Wat  Phra Sing y, mi favorito; Wat Chedi Luang.

Por la noche estuvimos paseando por el Sunday Market Street. Cada domingo la calle principal de la ciudad se llena de puestos de venta de todo tipo de decorativos, ropa y comida.

El segundo día alquilamos unas motos. Nos fuimos a ver unas cascadas y el templo más famoso de Chiang Mai: Wat Phrathat Doi Suthep. Está situado en lo alto de una colina y se caracteriza por su stupa dorada. Siempre está repleto de turistas pero igualmente merece la pena ir a verlo.

De trekking por la montaña

Aldea Chiang MaiAl tercer día compramos un tour de dos días y una noche. El tour combinaba: trekking, paseo en elefantes, dormir en un poblado de la montaña y rafting.

El trekking fue bastante bonito aunque el paseo en elefantes demasiado programado y corto. Lo mejor sin duda fue el estar en un poblado perdido y pasar la noche en la cabaña con una familia indígena observando su forma de vivir.

Aldea Chiang MaiPor la noche, calló una tormenta de película. Me acuerdo de pensar que hasta la cabaña donde estábamos podía verse arrastrada por el agua. Ir al baño y encontrarse una araña de un palmo también fue algo para recordar sin duda.

Desgraciadamente, al día siguiente se tuvo que cancelar el rafting por lo fuerte que bajaba el río. Sin un plan b, volvimos a Chiang Mai.

Aldea - DiluvioComo no era plan de perder un día, lo remediamos saliendo de noche de fiesta. Descubrimos el Banana Bar, el bar más famoso de la zona. Y nos lo pasamos en grande gracias al buen ambiente de la ciudad.

Después de 4 días bien aprovechados abandonamos Chiang Mai. Tocaba visitar la antigua capital tailandesa: Shukothai.

Nos llevamos un bonito recuerdo de Chiang Mai, la segunda ciudad más grande de Tailandia, la ciudad con más templos y, seguramente, una de las ciudades con más encanto del país. 

 

Te ha gustado el post?
[Total: 0 Promedio: 0]
Comparte esta entrada en tus redes sociales:Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Tumblr
Tumblr

Author: Marcos Silva

Hola! Me llamo Marcos Silva Puig. Después de acabar mi Máster de Secundaria en vez de opositar decidí irme de viaje por Asia para ver mundo. Me gustó tanto que me acabé quedando. Casi sin darme cuenta ya llevo 6 años en Asia, de los cuales he pasado la mayoría del tiempo viviendo en China y viajando por países como Tailandia, Laos, Vietnam, India... Siempre que puedo aprovecho para viajar y relatar aquí mis experiencias para los más curiosos y también para echar una mano a aquellos que tengan pensado venir de viaje a Asia.

2 thoughts on “Chiang Mai, entre templos, montañas y sonrisas

    1. Gracias Denis! Palabras así se agradecen. Lo importe es recordar diariamente que solo se vive una vez y que no tienes nada que perder. Un abrazo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *