Kioto, ¿Qué ver en la ciudad japonesa con más encantado?

Kioto - Fushimi Inari

Kioto es una de las ciudades más tradionales y espirituales de Japón

Kioto se encuentra en la isla de Honshu, la isla central de Japón, la más grande y la más poblada. Concretamente está en la Región de Kansai, muy cerca de Osaka y Nara. Fue la capital de Japón desde 794 hasta el 1868 cuando el emperador Meiji trasladó la sede de la corte a Tokio.

Si solo has planeado quedarte una o dos noches en Kioto lo siento por ti pero vas a tener que cambiar tus planes. Hay tantas cosas que ver que ni en cuatro días tendrías suficiente. En mi caso, me quedé cuatro noches y aunque vi bastantes lugares de interés me quedó muchísimo por ver.

Para muchos japoneses Kioto es la mejor ciudad para vivir de Japón con diferencia. Se caracteriza sobre todo por ser un lugar repleto de templos y lugares históricos. Muchos de estos lugares históricos han sido considerados por la Unesco Patrimonio de la Humanidad.

Kioto - Fushimi-Inari Taisha - Vestidos tradicionales japoneses

¿Qué ver en Kioto?

Los lugares más destacados considerados Patrimonio de la Humanidad por la Unesco:

Palacio Imperial

Desde 1331 hasta 1869 fue la residencia de los emperadores de Japón hasta que en el periodo de la Restauración Meiji el emperador decidió mudarse al Palacio Imperial de Tokio. El Palacio Imperial está en el centro de la ciudad. La visita es exterior, si quieres entrar a los jardines y al interior de los edificios tienes que pedir cita previa aquí.

Castillo Nijo

El Castillo Nijo, construido en el siglo XVI, fue la residencia de los shogunes Tokugawa, que eran los que en esa época tenían el poder militar y político del país, mientras que el emperador tenía meramente un poder espiritual y religioso. Está situado en el centro, cerca del Palacio Imperial. Se puede visitar el interior de los edificios y los jardines. La entrada cuesta 600 yenes para los adultos y 350 para los niños.

Templo Kinkaku-ji (Pabellón de Oro)

Llamado también Pabellón de Oro, fue construido en 1397 como villa de descanso del shogun de la época. Ha sido reconstruido varías veces por culpa de incendios. Actualmente se ha convertido en un templo zen y en unos de los lugares más turísticos de Kioto. Se visita por fuera y está rodeado de bonitos jardines y un pequeño lago. Está en la parte oeste de la ciudad de Kioto. La entrada cuesta 400 yenes para adultos y 300 yenes para niños.

Templo Ginkaku-ji (Pabellón de Plata)

Llamado también Pabellón de Plata, fue construido en el 1460 como lugar de retiro del shogun. Tras su muerte el edificio se convirtió en un templo zen. Rodeado de jardines típicos japoneses y de un pequeño lago es un lugar perfecto para relajarse. Se encuentra al este de la ciudad. La entrada para adultos es de 500 yenes y para niños de 300 yenes.

Fushimi Inari-taisha

Santuario sintoísta dedicado a Inari, deidad japonesa de la fertilidad, la agricultura y el éxito en general. Situado en la base de una montaña, se caracteriza por la cantidad de toriis que uno se encuentra paseando por el lugar. Los toriis son donados a la deidad Inari por comerciantes y artesanos con el objetivo de obtener prosperidad en sus negocios. Se encuentra al sur de Kioto y la entrada es gratuita.

Kiyomizu- dera

Es un conjunto de templos budistas de los cuales destaca el edificio principal por su compleja arquitectura que se sostiene por cientos de pilares. Desde el mirador del edificio uno puede disfrutar de unas bonitas vistas de Kioto. Está al este de la ciudad. La entrada cuesta 400 yenes para adultos y 200 yenes para niños.

Barrios y lugares de interés en Kioto

Por supuesto, estos seis lugares bien merecen una visita, pero si solo tienes tiempo para unos cuantos yo escogería en primer lugar el santuario Fuhisimi Inari – taisha, seguidamente el Pabellón de Oro y, por último, el conjunto de templos de Kiyomizu- dera.

A parte de estos dos lugares, si uno se harta de ver templos, te recomiendo visitar:

El barrio de Gion

El barrio de Gion está en el corazón de la ciudad y es la parte más tradicional de Kioto. En este antiguo barrio y concretamente en la calle Hanamikouji podrás disfrutar de un tranquilo paseo entre casas tradicionales japonesas. Además, de cuando en cuando te cruzarás con japonesas vestidas de geishas o vestidas con su traje tradicional japonés. En otras palabras, perfecto para hacer fotos.

El Mercado Nishiki

No muy lejos de Gion se encuentre el mercado Nishiki, un bonito mercado callejero con una antigüedad de 400 años. En esta callejuela de 400 metros de largo y más de 100 tiendas encontrarás todo tipo de delicias. Eso sí, prepárate para pagar 3-4 euros por cada tentempié.

La zona de Arashiyama

Otro visita casi indispensable es la zona de Arashiyama. Allí se encuentra el famoso Bamboo Forest, unos de los lugares más turísticos de Kioto. A mí personalmente me decepcionó un poco ya que me imaginaba que sería una montaña por donde uno puede pasear varias horas rodeando de enormes bambúes pero, para mi sorpresa, solo es un bonito camino de 100 metros donde los turistas se amontonan para hacerse fotos.

Afortunadamente en la zona de Arashiyama también puedes ir a ver a los monos que viven en el monte Iwataya, ver unos cuantos templos y disfrutar de la zona del río donde se encuentra el puente de madera Togetsukyo. Arashiyama está en la parte oeste de la ciudad. La entrada al bamboo forest es gratuita.

¿Dónde hospedarse en Kioto?

Si eres un mochilero que busca lugares baratos donde dormir tiene suerte, en Kioto encontrarás los mejores precios de Japón. En mi caso, me hospedé en el Hostel Samurai Home Shijo Omiya. Me costó cada noche 2000 yenes (15 euros). Es verdad que no es el hostel más barato que uno puede encontrar pero calidad – precio está genial.

Para empezar, el lugar es completamente nuevo, está impecable y las camas son grandes. Además, hay paradas de metro y tren justo al lado y convenience stores (Seven Eleven y Family Mart). Está muy cerca del Castillo Nijo, a 10 minutos caminando del mercado Nishiki y a 15 minutos del barrio de Gion.

Mi opinión personal sobre Kioto

Los 4 días que pasé en Kioto fueron de los mejores de mi viaje por Japón e incluso me arrepentí un poco de no haberme quedado más tiempo. Es una ciudad que sin ningún lugar a dudas tiene que estar en la lista de sitios a visitar de cualquier viajero que se anime a venir a este país.

Aquí os dejo un pequeño enlace de un video que he hecho donde podréis ver el Castillo Nijo, el santuario Fushimi Inari – taisha y el Bosque de Bambú.

En conclusión, en Kioto descubrirás el Japón más tradicional y los lugares más espirituales del país. Mi consejo es que a los templos y los lugares más turísticos vayas muy temprano por la mañana para ahorrarte multitud de turistas y aproveches las tardes para ir a mercados o barrios interesantes. Si no te gusta madrugar, también puedes buscar por tu cuenta algún templo no tan conocido. Estoy seguro de que será igual de espectacular y además podrás disfrutar de paz y tranquilidad, cosa que es difícil que encuentres en estos lugares que te he mencionado anteriormente.

El bambú que se curva es más fuerte que el roble que resiste.

Proverbio japonés

Kioto - Arashiyama - Caminando entre el Bosque de Bambú

Te ha gustado el post?
[Total: 0 Promedio: 0]
Comparte esta entrada en tus redes sociales:Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Tumblr
Tumblr

Author: Marcos Silva

Hola! Me llamo Marcos Silva Puig. Después de acabar mi Máster de Secundaria en vez de opositar decidí irme de viaje por Asia para ver mundo. Me gustó tanto que me acabé quedando. Casi sin darme cuenta ya llevo 6 años en Asia, de los cuales he pasado la mayoría del tiempo viviendo en China y viajando por países como Tailandia, Laos, Vietnam, India... Siempre que puedo aprovecho para viajar y relatar aquí mis experiencias para los más curiosos y también para echar una mano a aquellos que tengan pensado venir de viaje a Asia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *