Hong Kong, la unión entre oriente y occidente

IMG 20150617 135626 - Hong Kong, la unión entre oriente y occidente

Modernidad y tradición de la mano

Hongkong desde KowloonAntes de regresar a casa aproveché para viajar un poco por Asia. Pararía 5 días en Hong Kong (香港) y seguidamente haría otra parada de 20 días en Tailandia.

Nunca había estado en Hong Kong, no obstante, solo había escuchado buenas cosas. En ese momento estaba en Xiamen y como no estaba muy lejos era el momento ideal para visitarlo.

Cogí el tren de 4 horas a Shenzhen y solo llegar me dirigí al paso fronterizo con Hong Kong. Hong Kong, como Taiwán o Macao, pertenecen a China pero se administran de una manera especial. Por lo tanto, se necesita pasar por la frontera y obtener un nuevo visado.

Hong Kong se caracteriza por ser una mezcla de 5.000 años de tradición china con 150 años de influencia colonial británica. Esta curiosa mezcla dota a la ciudad de una personalidad propia donde oriente/occidente y modernidad/tradición van de la mano.

Vistas de Hong Kong desde Kowloon.Si tienes nacionalidad española para obtener el visado de Hong Kong no hace falta hacer ningún trámite. Al llegar a la frontera inmediatamente te dan 3 meses de visado como turista. Puedes cambiar divisas en el paso fronterizo, tanto antes de salir de Shenzhen como al entrar en Hong Kong.

Justo después de cruzar la frontera, se coge el metro y se llega a Hong Kong enseguida. Hong Kong se divide principalmente en 3 grandes regiones: La isla de Hong Kong, Kowloon (justo en frente de la isla de Hong Kong), y Nuevos Territorios (todo lo demás).

Kowloon

Los dos primeros días de mi estancia en Hong Kong me hospedé en el distrito de Kowloon, en el barrio de Tsim Sha Tsui. Concretamente me fui a uno de los lugares más emblemáticos de la zona, las ChungKing Mansions.

El edificio es famoso por la película hongkonesa Chungking Express y por tener los precios más baratos de todo Hong Kong. Fui allí aconsejado por un amigo: “Es un lugar muy auténtico donde uno puede encontrar gente de todo tipo y de todas partes, si vas a Hong Kong tienes que verlo”, así que le hice caso.

ChungKing Mansions, aunque suena muy bonito, en realidad es un edificio gigante repleto de hoteles independientes que pueden hospedar un total de unas 4000 personas. El sitio sin duda es especial, pero, desde mi punto de vista, de encanto no tiene mucho.

Kowloon – ChungKing Mansions

Kowloon - Chungking MansionsJusto antes de llegar a la entrada principal un indio bastante simpático me ofreció hospedarme en su hotel. Accedí a visitar el hotel y me sorprendió por su aspecto tan horroroso.

Les dije amablemente que acababa de llegar y que quería echar un vistazo más por el edificio y que si eso volvería más tarde. Me ofrecieron dejar la mochila allí lo cual enseguida rechacé, y, mientras salía por puerta, de fondo escuché que alguien decía: “Mejor no vuelvas”.

No fue una muy buena bienvenida la verdad, pero bueno, seguí la búsqueda por mi cuenta. Todo el edificio era un laberinto de hoteles. En cada planta, repleta de hoteles pequeños (pisos transformados en hoteles) me cruzaba extranjeros de todo tipo que llegaban o que se iban.

La primera planta era la más auténtica; repleta de comercios indios y pakistaníes y en las esquinas o en las zonas algo más apartadas, gente que te ofrecía “hash” y otras cosas. Me resultaba difícil creer que esto formara parte de China.

Hong Kong - Paseo de las Estrellas - Bruce LeePregunté en algunos hoteles de los que había leído en Internet que estaban bastante bien pero estaban todos llenos (los hoteles con buenas reseñas en Internet, al ser tan pequeños, a no ser que reserves con anterioridad, siempre están llenos).

Acabé en uno que no pintaba mal. Era un hotel llevado por indios, el sitio estaba limpio, estaba bien de precio, y lo más importante, había buena atmósfera y los recepcionistas te atendían con cordialidad. Me dieron una habitación pequeña pero muy acogedora.  Dejé la mochila y me puse a hacer turismo.

Kowloon – Paseo de las Estrellas – Star Ferry

Hong Kong desde el Star FerryEn Kowloon uno puede visitar el Paseo de las Estrellas; donde encontraremos a Bruce Lee, Jet Li y Jackie Chan entre muchos otros actores no tan conocidos fuera de China.

De noche es muy recomendable ir para ver el espectáculo de luces que hace el skyline al otro lado de la isla. Durante el día es una muy buena idea coger el Star Ferry hacia la isla de Hong Kong para gozar del paseo mientras los rascacielos se nos van haciendo cada vez más grandes hasta llegar a la costa.

Se puede coger el Star Ferry, por unos 4 HK dólares (menos de un euro). Hay dos rutas portuarias de ida y vuelta:

Central – Tsim Sha Tsui (Kowloon).

Wanchai – Tsim Sha Tsui (Kowloon).

Si vas a estar un par de días te sale a cuenta comprarte la tarjeta Octopus. Con ella podrás pagar los billetes de metro, autobús e incluso pagar en supermercados y restaurantes de comida rápida.

Hong Kong – Causeway Bay – Wanchai

Hong Kong - Paseo de las EstrellasAl otro lado, en la zona de la isla de Hong Kong, los miércoles y los sábados puedes ir al Happy Valley a ver las carreras de caballos.

Luego, si te apetece, puedes directamente salir de fiesta por la zona de Wanchai. Wanchai es un barrio antiguo de Hong Kong y, para mí, el que más encanto tiene.

Me gustó tanto esa zona que la tercera noche me mudé por ahí cerca, concretamente me fui a Causeway Bay. Me hospedé en el Yesinn; un hostel con un ambiente mucho más agradable y tranquilo que las caóticas Chunking Mansions.  Y con un ático donde conversar con otros mochileros mientras te tomas algo.

Central es otra de las zonas más interesantes para darse una vuelta. Allí se encuentran la mayoría de los rascacielos y una de las calles con más ambiente nocturno de Hong Kong; Lan Kwai Fong.

Si no te gusta coger el metro es muy recomendable moverse con los antiguos tranvías que circulan por toda la ciudad. Ir a visitar mercados callejeros, templos o budas gigantes también siempre es una buena opción si hace poco que estás en Asia. La gigantesca estatua Tian Tan Buddha y los mercadillos del Wanchai son los más conocidos.

Hong Kong – The Peak

Otro punto imprescindible es el The Peak. Es el punto más alto de la isla y tiene las mejores vistas de uno de los skylines más impresionantes del mundo. Puedes ir con el tranvía que sale de Central y sube hasta Victoria Peak.

Si te apetecer darte un paseo puedes hacer medio camino por las escaleras mecánicas que cruzan todo el antiguo barrio del Soho. Una vez se acaban tienes que seguir caminando unos 30 minutos hasta llegar al pico de la montaña.

Hong Kong - The PeakHong Kong - The Peak

               

Las Playas de Hong Kong

Si quieres ir a las playas lo mejor es alejarte de Hongkong e irte a Nuevos Territorios. A mí me dio pereza irme tan lejos y acabé yendo a Repulse Bay. Aunque la playa y los alrededores eran bonitos, el agua estaba marrón.

Hong Kong - Alejándome de Repulse Bay

Al quinto día por la mañana me despedí de Hong Kong. Volvería al cabo de 20 días para coger el vuelo de vuelta a España.

Pero antes de regresar a casa, me apetecía volar hacia Tailandia. Volver donde todo había empezado hacía 4 años en compañía de tres buenos amigos y comprobar de paso quien había cambiado más, Tailandia o yo.

«Don’t waste your youth growing up.»

Hong Kong - Fiesta hongkonesa

Author: Marcos Silva

Hola! Me llamo Marcos Silva Puig. Después de acabar mi Máster de Secundaria en vez de opositar decidí irme de viaje por Asia para ver mundo. Me gustó tanto que me acabé quedando. Casi sin darme cuenta ya llevo 6 años en Asia, de los cuales he pasado la mayoría del tiempo viviendo en China y viajando por países como Tailandia, Laos, Vietnam, India... Siempre que puedo aprovecho para viajar y relatar aquí mis experiencias para los más curiosos y también para echar una mano a aquellos que tengan pensado venir de viaje a Asia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *