La isla de Miyajima, un día de visita al gran Torii

Japón - Visita al gran Torii

La isla de Miyajima, ¿qué ver y qué saber antes de ir?

La isla de Miyajima es una isla que se encuentra a tan solo 50 km de Hiroshima. Allí se encuentra el Santuario de Itsukushima, declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco desde 1996 y uno de los lugares de Japón más visitados por los turistas gracias a su ya famosísimo Torii.

El Torii de Miyajima pertenece al conjunto de monumentos del Santuario de Itsukushima. El Santuario de Itsukushima es un santuario  sintoísta que se encuentra construido sobre el agua, en una bonita bahía rodeada de montañas. Es el lugar más concurrido de la isla y aunque es un lugar muy turístico, merece una visita.

Santuario de Itsukushima

El Santuario fue fundado en el año 593 aunque desgraciadamente, como muchos otros monumentos japoneses, sus edificios principales fueron destruidos por incendios en diferentes épocas y reconstruidos de nuevo. Las edificaciones que actualmente encontramos son del año 1241, fecha de su última reconstrucción.

El motivo de estar construido sobre el mar obedece a que el santuario está dedicado a una deidad del mar. Frente al mar y frente al gran Torii está la plataforma principal del santuario donde se encuentra el salón de las plegarias (Haiden) y el salón de las ofrendas (Heiden).

Si tienes suerte puedes presenciar los rezos de los monjes acompañados de música y de una escenificación digna de ser vista. En mi caso, fui sobre las 8:30 de la mañana y tuve la suerte de poder disfrutar de todos los curiosos rituales que se llevan a cabo.

Dentro del recinto del Santuario de Itsukushima también nos encontramos con una pagoda de cinco niveles, una pagoda de dos niveles y varios Honden (edificio más sagrado en un santuario sintoísta hecho específicamente para venerar la deidad específica de dicho santuario).

El gran Torii del Santuario de Itsukushima

Como se ha mencionado antes, la construcción más famosa del Santuario de Itsukushima es su gran Torii, el cual, sin lugar a dudas, nos ofrece uno de los tres paisajes más bonitos de Japón. Mide 16,6 metros de alto y pesa 60 toneladas. Su color bermellón se basa en la creencia de que este color mantiene alejados a los malos espíritus.

Merece la pena ir temprano por la mañana cuando la marea aún está baja y puedes pasear al lado del Torii para poco a poco ir apreciando como va subiendo la marea cubriendo una parte del mismo y toda la playa hasta llegar a la parte principal del Santuario de Itsukushima.

Previstas obras de restauración

El gran Torii, también ha sido reconstruido varias veces, la última de las cuales fue en 1875. Actualmente, al estar en contacto continuo con el agua sus bases están muy desgastadas por lo que a partir del 3 de junio del 2019 hay previstas obras de restauración.

Si tienes pensado visitar Miyajima pronto, asegúrate de que las fechas de tu visita no coinciden con las obras de restauración ya que si no te lo encontrarás tapado y en obras.

El Monte Misen

A parte del Santuario de Itsukushima en la isla de Miyajima también podemos visitar el Monte Misen. El Monte Misen que alcanza los 530 metros de alto es el pico más alto de la isla. Se puede acceder por teleférico y desde allí uno puedes disfrutar de la compañía de monos y ciervos que se encuentran por la montaña y de las vistas de la isla desde lo alto.

¿Cómo llegar a la isla de Miyajima?

En tranvía

La forma más barata para ir a Miyajima desde Hiroshima es en tranvía. La línea 2 del tranvía de Hiroshima cruza toda la ciudad así que puedes ir a Miyajima dirección Miyajima – guchi y bajarte en la última parada. Desde allí debes dirigirte al muelle que está justo al lado para comprar el ticket del ferry.

El precio de ida desde el centro de la ciudad de Hiroshima es de unos 270 yenes aproximadamente (2.3 euros) dependiendo en que zona estés y tarda una hora y media. El precio del ferry de ida y vuelta es de 360 yenes (3 euros). De esta forma, el total del viaje desde el centro de Hiroshima a la isla de Miyajima es de 900 yenes (7.5 euros).

En tren

Otra buena forma de llegar a Miyajima es cogiendo el tren en la estación de Hiroshima y bajarse en la parada de Miyajima – guchi. Desde allí uno puede coger el ferry hacia la isla. El precio del trayecto es de 410 yenes (3.4 euros) y si se coge el tren express el viaje dura unos 30 minutos. El precio total del viaje de ida y vuelta en tren desde Hiroshima a la isla de Miyajima es de 1.180 (10 euros).

Ya que el precio no varía mucho, mi consejo es elegir la forma de ir dependiendo de lo cerca que te quede el tranvía y el tren. Por supuesto también tendrás que tener en cuenta que en tren el viaje es de 30 minutos y el tranvía de una hora y media.

¿Dónde hospedarse en la isla de Miyajima?

En mi opinión no hace falta que te quedes a dormir en la isla de Miyajima. Puedes llegar temprano por la mañana que es cuando hay menos gente y el Torii aún no está cubierto de agua y pasarte un par de horas tranquilo por la isla visitando el Santuario. Aun vez visto el Santuario, cuando la marea suba, a no ser que te quieras quedar para ver el anochecer, ya está todo más que visto.

Aun así, si tienes pensado pasar una noche en la isla para disfrutar del anochecer y el amanecer tienes que saber que los precios de hotel son bastante elevados. Una sola noche te puede costar como mínimo 40 euros. De los mejores lugares en los que hospedarse en Miyajima en lo que a calidad – precio se refiere se encuentra el Hotel Sakuraya y el Miyajima Guest House Mikuniya, ambos cerca del Santuario de Itsukushima y ambos asequibles (dentro de lo que cabe) para mochileros.

¿Merece la pena visitar la isla de Miyajima?

Miyajima está tan cerca de Hiroshima que no cuesta nada “perder” una mañana para visitar uno de los lugares más famosos de Japón. Si no te gustan los lugares repletos de turistas te aconsejo que vayas a primera hora de la mañana con el primer tranvía o el primer tren.

El gran Torii, que tanto cuesta dejar de mirar, contrasta con los pequeños detalles que uno se encuentra a diario en Japón y que tanto definen a este país. Temprano por la mañana, cuando todavía no ha llegado la muchedumbre el lugar tiene un ambiente especial. El silencio se apodera de la bahía, y el vigilante e imponente Torii da la bienvenida a los que van llegando. Se muestra desnudo pero orgulloso. Con la llegada de las masas turísticas y el ruido, se ruboriza. El agua, su eterna amiga y compañera, regresa para vestirlo poco a poco. Lo va poniendo guapo y le deja su espejo para que contemple como el paso de los años no le ha afectado en absoluto.

Una vez acabada mi visita a la isla de Miyajima, regresé a Hiroshima para coger mi maleta y dirigirme a Fukuoka, una bonita y moderna ciudad costera considerada el lugar de nacimiento de la civilización japonesa.

«Siempre creemos que quedará más tiempo, pero siempre se acaba.»

Contemplando-el-santuario-de-Miyajima
Te ha gustado el post?
[Total: 0 Promedio: 0]

Author: Marcos Silva

Hola! Me llamo Marcos Silva Puig. Después de acabar mi Máster de Secundaria en vez de opositar decidí irme de viaje por Asia para ver mundo. Me gustó tanto que me acabé quedando. Casi sin darme cuenta ya llevo 6 años en Asia, de los cuales he pasado la mayoría del tiempo viviendo en China y viajando por países como Tailandia, Laos, Vietnam, India... Siempre que puedo aprovecho para viajar y relatar aquí mis experiencias para los más curiosos y también para echar una mano a aquellos que tengan pensado venir de viaje a Asia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *