Las 5 cosas que más sorprenden de China

Yunnan - Festival de minorías étnicas

China puede gustar o no gustar, pero no deja indiferente a nadie

China - Todo cabe en una motoDespués de 5 años viviendo en China si algo he podido comprobar es que este país es tan diferente que te sorprende cada día. Incluso cuando llevas un tiempo y piensas que ya lo has visto todo, de repente, te vuelve a sorprender.

Por eso, para celebrar mis 5 años en China, voy a relataros las 5 cosas que más me han sorprendido de este país.

La lista podría ser interminable, pero he preferido acortarla a aquello que considero que influye en el día a día y que, si comparo con otros países en los que he estado, son cosas que impactan a primera vista. Empecemos:

1. Casi todo se paga con el móvil:

Aunque aún se sigue utilizando dinero en efectivo, la mayoría de la gente ya paga casi todo con el móvil. Si quieres puedes salir de casa sin ni un solo céntimo en el bolsillo y pasar todo el día comprando cosas.

Sorpresas de China - Sin dinero en efectivo

Hay unas cuantas aplicaciones que se utilizan para pagar, aunque las más famosas son: Wechat (微信) y Alipay (支付宝).

Wechat es sin duda la más extendida. Es una aplicación de mensajería como el What’sApp solo que con mil herramientas más.

Tiene un muro como el del Facebook para colgar fotos, una opción similar al Tinder para ver quien tienes alrededor, buscador de canciones como el Shazam, enlaces a distintas aplicaciones y juegos… Es un todo en uno.

Pero aun todo eso, su éxito se basa en que puedes asociar tu cuenta bancaria a tu cuenta de Wechat, lo cual te permite manejar el dinero desde allí.

A parte de pagar cosas del día a día, puedes mandar dinero a amigos o incluso cobrar tus salarios. Después, decides cuánto dinero dejas en la cuenta del Wechat para ir gastándolo y cuanto lo mandas a la cuenta bancaria.

¿Cómo se paga con el móvil?

Sorpresa de China - Pagar con el móvil

El uso es muy sencillo. Hay dos formas de pago. La primera sería física. El pago es directamente a la tienda de la calle. Cada negocio tiene su Wechat QR imprimido en el estante de la tienda.

A la hora de pagar solo tienes que escanear ese QR, escribir la cantidad a pagar, teclear tu código secreto para realizar transferencias y listo.

En los supermercados lo hacen al revés: te pasan la compra, te dicen lo que cuesta, les enseñas tu código de barras o tu código QR y ellos lo escanean con láser.

La otra forma es comprar online en aplicaciones independientes. Por ejemplo, puedes pedir taxis, comprar billetes de avión, tickets de cine, pedir comida a domicilio, etc.

Estas aplicaciones, a la hora del pago, te pregunta qué aplicación quieres usar para pagar, Wechat o Alipay. Luego te redirigen a esa aplicación, pones la contraseña y listo. ¡Compra hecha! Nunca fue tan sencillo gastar dinero. Nunca había sido tan fácil consumir. Si vienes a China, que sepas que es casi imposible vivir sin Wechat.

2. Las ciudades están repletas de motos eléctricas:

Es curioso llegar a una ciudad china y comprobar que hay miles de motos circulando en silencio. A parte de los pitidos solo se escucha un sonido parecido a como si la moto estuviese a punto de despegar. Por la ciudad es muy raro ver motos de gasolina. Como mucho ves una al mes y de casualidad.

Con la batería llena la moto eléctrica te permite recorrer una media de 40-60 Km dependiendo de la velocidad que vayas y del peso que lleves. Todos los vecindarios tienen un recinto donde puedes cargar la moto o sencillamente estacionar.

En mi caso, por ejemplo, pago 15 euros para poder estacionarla 3 meses en el parking. A parte, cada vez que la cargo, pago 50 céntimos de euro (3Rmb). Normalmente la cargo 2 veces por semana y, si la uso mucho, 3 veces.

Los precios de las motos eléctricas pueden variar. Una normal, nueva, te puede costar 300 euros (2500Rmb) y una de segundo mano unos 150 euros (1200Rmb) o menos. Cuando mis amigos me dicen que en España una moto eléctrica cuesta 1000 euros aún no me lo creo.

3. Modernidad y tradicional de la mano

Torres gemelas de Kunming en ChinaTambién es bastante curioso que el día a día en China vaya unido a tanta tecnología y tanta modernidad pero hayan podido conservar muchos aspectos tradicionales de su cultura.

Aquí a la gente mayor y a los profesores aún se les respeta como a los que más. Los hijos también respetan a los padres y pocas veces les llevan la contraria.

Se siguen casando muy jóvenes y en muchas familias sigue importando que al menos haya un niño en la familia.

Tener una casa propia antes de casarse es algo indispensable para sentirse seguros y estables. Las bodas las paga por lo general la familia del marido, pero cada vez más se paga a medias.

Bebidas curiosas chinasSi vas a comer con los amigos, siempre invita uno y el próximo día paga otro y así seguidamente. Sin embargo, esta costumbre poco a poco está desapareciendo ya que ahora, justo después de que uno pague la cuenta, los demás le mandan su parte por Wechat.

Ya nadie tiene la escusa de que no lleva dinero encima o no lleva suelto. Como mucho puedes decir que no tienes batería.

Respecto a las parejas, normalmente el hombre paga la cuenta ya que su salario suele ser mayor. Esta costumbre también va cambiando, pero mucho más poco a poco.

En caso de que alguien te ofrezca algo, lo normal es aceptarlo, rechazarlo puede ser tomado como de mala educación. Cuando se brinda, intento poner mi vaso por debajo del tuyo así muestro que te respeto. Ha habido casos de llegar a brindar casi en el suelo con tal de no dejar que el otro ponga su vaso más debajo que el tuyo.

4. La comida china

Comida típica de la minoría étnica WaAntes de ir a China me encantaban los restaurantes chinos de España. Los rollitos de primavera, el pollo con almendras, el arroz tres delicias…

Pero desde que vivo en China, desgraciadamente, me han dejado de gustar. La razón: la comida china de aquí, “la real”, está mil veces mejor.

Hay muchísima variedad de platos y muchos sabores diferentes. Hay comidas picantes, ácidas, amargas, saladas, dulces, mezclas de salado y dulce, dulce y ácido, etc.

No necesitas cocinar en casa si no quieres y tampoco es necesario ir al supermercado para comprar. Hay frutas frescas por la calle y mercadillos callejeros en cada barrio. En los restaurantes se come por menos de dos euros, hay barbacoas por la noche, y todo tipo de picapicas chinos durante el día.

Por si eso no fuera poco, en cada provincia de China se come diferente. No tiene nada que ver la comida de Yunnan con la de Beijing. En Sichuan la comida es tan picante que se te duerme la boca. La comida de Yunnan es picante pero soportable. En Beijing gusta un sabor más salado y en Shanghai gusta más el dulce. En algunos sitios se come más arroz y en otros prefieren más los noodles.

Muchos chinos cuando viajan por China lo primero que quieren ver es qué se come en esa provincia. Se dice, que vino un extranjero hace poco con la intención de recorrerse China probando cada uno de los distintos platos que existen. Empezó en Guangzhou, y después de dos años probando platos, sigue en Guangzhou.

Costumbres a la hora de comer en China

Sorprende también que haya tantos rituales a tener en cuenta a la hora de comer. Como por ejemplo: si comemos varias personas juntas lo normal es pedir diferentes platos para compartir y mínimo un plato más de las personas que somos.

Siempre hay que esperar a que empiece el anfitrión a comer, y luego ya puedes empezar tú. El bol no lo dejas en la mesa y agachas la cabeza para comer, el bol se coge para comer.

Cuando vayas a comer a casa de alguien siempre te pondrán comida de más. Te tienes que acabar todo lo que te pongas en tu bol pero lo que nunca debes hacer es acabar con todo lo que hay encima de la mesa. Si te lo acabas todo, el anfitrión sentirá que ha quedado mal por haber sacado poca comida y, como se dice aquí, perderá la cara.

Al acabar de comer, si alguien saca un cigarro, antes de nada ofrece a todos los de la mesa. Los cigarros, en las comidas y las reuniones, se reparten como hostias y nunca ves a nadie encenderse un cigarro para él sin antes ofrecer a los demás.

5. Las minorías étnicas de China

China - Mujer de minoría étnica HaniCuando llegué a China por primera vez no tenía ni idea de que aquí había minorías étnicas. Ha sido llegar, conocerlas y enamorarme de todas ellas.

En China hay 56 grupos étnicos, que se dividen en un total de 55 minorías étnicas y los Han; los chinos comunes, el grupo étnico más grande del planeta.

La provincia con mayor variedad de minorías étnicas es la provincia de Yunnan con 26 etnias diferentes. En cada región de Yunnan te encuentras diferentes grupos étnicos lo que le da a la provincia una enorme variedad cultural y un toque mucho más exótico que otras provincias chinas.

China - Minorías de YunnanCada minoría étnica tiene su propia cultura, un dialecto propio, una vestimenta que les define, sus platos típicos, un físico diferente…Incluso la arquitectura de los pueblos también varía dependiendo del grupo étnico al que pertenezcan.

La minoría más numerosa es la llamada Zhuang. Suman un total de 16 millones y son de Guangxi, una provincia al sur de China, vecina de Yunnan. El grupo más minoritario es el llamado Lhoba, viven en la zona sudeste del Tíbet y suman un total de 3 mil habitantes.

A pesar de los diferentes que son cada una de las minorías étnicas, lo mejor de todo, es que se llevan bien entre ellas. Hay un sentimiento de unidad por pertenecer a este grupo tan único y especial. Cada año en todos los sitios se organizan festivales donde se invitan a todos los grupos étnicos para ponerse a bailar y celebrar sus diferencias conjuntamente.

Yunnan - Festival de minorías étnicas

“Las cosas más bellas son aquellas que no te esperas.”

Author: Marcos Silva

Hola! Me llamo Marcos Silva Puig. Después de acabar mi Máster de Secundaria en vez de opositar decidí irme de viaje por Asia para ver mundo. Me gustó tanto que me acabé quedando. Casi sin darme cuenta ya llevo 6 años en Asia, de los cuales he pasado la mayoría del tiempo viviendo en China y viajando por países como Tailandia, Laos, Vietnam, India... Siempre que puedo aprovecho para viajar y relatar aquí mis experiencias para los más curiosos y también para echar una mano a aquellos que tengan pensado venir de viaje a Asia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *