Puzhehei, el Guilin de Yunnan pero sin turismo

P6029929 - Puzhehei, el Guilin de Yunnan pero sin turismo

Entre montañas, ríos, lagos y aldeas

Después de dos años y medio en Yunnan, cuando me pensaba que no podía ver nada más bonito de lo que ya había visto y que ya había visitado todos los puntos de interés de la provincia, justo entonces, descubrí Puzhehei (普者黑).

Yunnan - Puzhehei

Puzhehei significa “Lago lleno de peces y langostas” y es el nombre que se le ha dado al área que cubre un total de 85 km cuadrados de montañas, lagos, ríos, cuevas y cascadas.

Dicho nombre viene dado por la minoría étnica Yi(彝族), que es la mayoritaria en la zona, aunque también puedes encontrar aldeas de diferentes grupos étnicos como Zhuang(壮族), Miao(苗族) y Bai(白族). Como ya he mencionado anteriormente en el blog, si de algo se caracteriza Yunnan, es por su multiculturalidad étnica.

¿Cómo ir a Puzhehei?

Espectaculares vistas en Puzhehei

Es posible que Puzhehei no sea un sitio tan turístico como Lijiang y Shangrila o los campos de arroz de Yunnan por lo alejado que está de todo.

Está situado en la prefectura de Whenshan en el sureste de Yunnan. Desde Kunming a Puzhehei se tiene que coger un bus de 5 horas hacia Qiubei(丘北)en la Estación del Este de Kunming (昆明). Luego cambiar a otro autobús de una media hora que te lleve a Puzhehei (普者黑).

En mi caso, cuando llegué a Qiubei eran pasadas las seis de la tarde, estaba a punto de anochecer y ya no había autobuses hacía Puzhehei.

Yunnan - PuzheheiUnos cuantos taxistas  fuera de la estación se ofrecieron a llevarme por 80rmb (10 euros).

En China, casi todo se negocia, y cuánto mejor negocies, más te respetan. Al final, en mi caso, muchas veces solo acabo negociando por orgullo y para practicar chino.

Así que, tozudo de mí, como no quisieron negociar el precio, decidí probar suerte haciendo autoestop.

Me puse en medio de la carretera principal y al cabo de 5 minutos me recogió una mujer muy simpática que iba con su hijo. No iban a Puzhehei, iban cerca, pero no les importó llevarme y hacer unos kilómetros  de más.

¿Dónde hospedarse en Puzhehei?

Puzhehei - Montañas KársticasUna vez dentro del área de Puzhehei, me dejaron exactamente en la Immortal Cave Village que es donde se suele hospedar todo el mundo. 

Al llegar, un amigo que había llegado un día antes, estaba en la entrada del pueblo esperándome. Cogimos una habitación conjunta por 5 euros cada uno con dos camas, televisión, aire acondicionado y lavabo en un hotel muy familiar. Luego fuimos a cenar por el pequeño pueblo y acabamos el día tomándonos unas buenas cervezas al aire libre.

¿Qué ver y qué hacer en Puzhehei? 

Mirador Puzhehei

Al día siguiente alquilamos un par de bicicletas y, acompañados de un gorro vietnamita para cubrirnos del sol, fuimos a recorrer los alrededores.

Estuvimos casi todo el día pedaleando entre montañas, lagos, ríos, puentes, pueblos y pueblerinos; disfrutando de ese ambiente de calma y tranquilidad que te ofrece siempre la naturaleza y que uno tanto necesita de vez en cuando.

Justo antes del anochecer, subimos a un mirador para disfrutar de la caída del sol. En un lado del mirador se observaba el pueblo de donde veníamos, un pueblo más lejano y un lago que inundaba parte de las praderas mientras las montañas se perdían en el horizonte.

Mirador PuzheheiAl otro lado del mirador, las verdes montañas, ahora más cerca que antes, llegaban hasta donde te alcanzaba la vista.

Estaban rodeadas de agua y verdes praderas y el sol se iba escondiendo tímidamente entre ellas. Era difícil elegir qué lado del mirador era más impresionante ya que los dos eran sencillamente de película.

Había visto el anochecer por un lado del mirador, y ahora tenía que ver el amanecer por el otro. Volvimos a la aldea y después de una buena ducha, una buena cena de pescado y marisco por 5 euros acompañada de otras cuantas cervezas me acosté ansioso por volver a despertarme.

Visitando los alrededores de Puzhehei

A las 5 de la madrugada me fui corriendo hacía el mirador que estaba a unos 35 minutos. Subí la montaña lo más rápido que pude para no perderme el amanecer y para quemar el alcohol de la noche anterior.

Una vez arriba, vi uno de los amaneceres más bonitos que he visto en mi vida. Las montañas, las nubes, el lago y el sol se habian puesto de acuerdo para darme los buenos días.

Amanecer PuzheheiAmanecer Puzhehei

Cuando volví al hotel mi amigo Ekain estaba haciendo las maletas. Igual que sus vacaciones empezaron un día antes también acababan un día antes. Nos despedimos y también hice las maletas. Por esa zona ya estaba todo visto, prefería hospedarme en otra aldea para ver más cosas.

Mientras desayunaba acompañado de mi inseparable mochila, una familia china se me puso al lado. Era un dentista, dos empleadas suyas, su mujer y su hijo pequeño. Era un grupo bastante peculiar.

Nos pusimos a hablar y me preguntaron que a dónde iba. Les dije que iba a ver un lago que había oído que estaba muy bien. Después buscaría alguna aldea para hospedarme una noche más y luego, al día siguiente, volvería a Kunming. Ese era plan.

Lago cerca de Puzhehei

Me dijeron que ellos tenían pensando volver a Kunming ya mismo, pero que tenían tiempo y que lo del lago les había parecido muy buena idea.

Me invitaron a ir con ellos. Justo después de desayunar sin más dilación ya estaba de copiloto en el coche mientras que su mujer, su hijo y sus dos empleadas se apretujaban atrás.

Una vez encontramos el lago dimos un paseo en barco por no más de 6 euros. Éramos los únicos turistas ese día así que pudimos navegar una hora en completo silencio por esas aguas tranquilas y repletas de islotes flotantes.

Regreso a Kunming

Con la familia chinaAl acabar, me invitaron a comer y me ofrecieron volver a Kunming en coche con ellos. Estaba contentísimo con lo que había visto y seguramente no quedaba nada mejor por ver así que acepté su invitación.

Llegamos a Kunming por la noche. El viaje fue cómodo pero algo pesado. Fueron 5 horas hablando chino como podía y encima me atosigaron a preguntas.

Aun así, no me puedo quejar. Fueron siempre muy educados, simpáticos y respetuosos. Practiqué mucho chino, no me dejaron sentarme atrás en ningún momento y tampoco me dejaron pagarles nada por el viaje.

Ya en el sofá de mi casa agradecí al destino o a la providencia el haberme cruzado con ellos y tener aun un día para descansar en Kunming. Había disfrutado de la hospitalidad china y había visitado otra zona de Yunnan que tenía pendiente desde hacía tiempo. Ya podía tacharla de la lista. Una cosa menos por hacer.

“Things end, but memories last forever.” – Kumar Milan

Mirador PuzheheiMirador PuzheheiPuzhehei - De paseo

Fumando tabaco estilo Yunnan
Amanecer entre montañas en Puzhehei

Author: Marcos Silva

Hola! Me llamo Marcos Silva Puig. Después de acabar mi Máster de Secundaria en vez de opositar decidí irme de viaje por Asia para ver mundo. Me gustó tanto que me acabé quedando. Casi sin darme cuenta ya llevo 6 años en Asia, de los cuales he pasado la mayoría del tiempo viviendo en China y viajando por países como Tailandia, Laos, Vietnam, India... Siempre que puedo aprovecho para viajar y relatar aquí mis experiencias para los más curiosos y también para echar una mano a aquellos que tengan pensado venir de viaje a Asia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *