Xiamen, la puerta de China y la isla Gulangyu

Xiamen - Gulangyu

Unas de las ciudades con más turismo, con mejor clima y sin contaminación.

Xiamen - JimeiCuando regresé a China en septiembre del 2014 me mudé a Xiamen para cambiar de aires, para ver nuevos lugares de China, pero, sobre todo, para vivir cerca del mar.

Dicen que los que nacen cerca del mar ya nunca se acostumbran a vivir lejos de él.  En mi caso, no solo era un dicho, sino un hecho.

Xiamen (厦门),  es una isla que se encuentra en la provincia de Fujian (福建). Está al sureste de China, no muy lejos de Taiwan. Toda la isla es una gran ciudad, moderna y desarrollada. Hay muchísimo turismo chino que viene a disfrutar del buen clima y de su aire sin polución y muchos extranjeros que vienen a hacer negocios,

La isla es conocida por tener, desde tiempos antiguos, uno de los puertos más importantes de importación y exportación de China. Tanto es así que el nombre de la ciudad significa “Puerta de la Mansión”, haciendo referencia a su rol como “La Puerta de China”.

Zona Especial Económica

Xiamen - Jimei

Xiamen está clasificada por el gobierno como “Zona Especial Económica”. Significa que tiene especiales políticas económicas y flexibles medidas gubernamentales que facilitan a las compañías extranjeras invertir y crear negocios.

Otras zonas de China con las mismas características son: Shenzhen, Zhuhai y Shantou (la provincia de Guangdong), la isla entera de Hainan, y Pudong (un distrito de Shanghai).

Xiamen - Lago de la ciudadEstá característica especial hace que Xiamen sea un lugar repleto de extranjeros haciendo negocios de importación y exportación, todo lo contrario a Kunming, donde la mayoría de extranjeros son almas errantes que pasan por ahí durante un viaje por el sureste asiático y deciden quedarse una temporada.

Xiamen

Xiamen - Una ciudad moderna

El acceso a la isla es muy sencillo ya que hay dos puentes que comunican la costa de China con la isla. Los puentes se pueden atravesar en autobús de línea, en coche o con el BRT (Bus Rapid Transit).

Solo llegar me puse en contacto con escuelas y universidades para buscar el lugar más adecuado donde continuar mis estudios de chino mandarín. Enseguida me di cuenta de que, si no tienes una beca, estudiar en la isla te cuesta un ojo de la cara. Así que vivir en las afueras era una mejor opción.

Jimei

Xiamen - Jimei

Acabé apuntándome en el Instituto de Idiomas para estudiantes extranjeros de la Universidad de Huaqiao (华侨文学院), situado justo en la costa, en Jimei (集美).

El campus universitario estaba en una zona muy tranquila y repleta de estudiantes de todos los rincones del mundo. Se podía ver Xiamen a lo lejos y con, el BRT, llegar al centro en 30 minutos.

Rápidamente me hice un buen grupo de amigos, todos compañeros de clase, latinos y tailandeses en su mayoría. Durante la semana, íbamos a clase y estudiábamos chino. Los fines de semana los aprovechábamos para dar vueltas por la isla, o como no, salir de fiesta. Era curioso volver a sentirse universitario.

Tenía entendido que en China cada provincia es un mundo, y en Xiamen descubrí que ese dicho era totalmente cierto. La comida, el aspecto de la gente, la forma de ser, el ritmo de vida, el lenguaje; todo era diferente. Se podría decir que Xiamen estaba bastante más occidentalizado.

Estuve allí nueve meses hasta que mi visado de estudiante llegó a su fecha de caducidad. Fue la época en la que menos pude viajar. Me quedé con ganas de visitar las montañas de WuYiShan (武夷山) y los Tulous (土楼), que son antiguos edificios circulares donde solían convivir unas 800 personas.

Gulangyu

Gulangyu - Sunlight RockPlaya GulangyuJusto antes de despedirme de la ciudad visité la isla de Gulangyu (鼓浪屿). Está enfrente y se puede llegar fácilmente en ferry. Si vas entre semana y no hay mucha gente.

Puedes darte un tranquilo paseo por sus callejuelas visitando los edificios coloniales y subir a la Sunlight Rock dónde hay unas increíbles vistas de toda la isla de Xiamen. Si vas un festivo o el fin de semana, olvídate de disfrutar y prepárate para solo ver chinos.

En junio volví a España, a Tarragona, a casa. Desde que llegué por primera vez a China habían pasado casi cuatro años, de los cuales, en total, solo había estado tres meses en casa.

Tocaba cambiar el arroz blanco de cada día por paella y bocadillos de jamón por una temporada.

Templo Xiamen

Templo Xiamen

Xiamen - Cumpleaños con amigos

Xiamen - Compañeros de clase

«Me enamoré de la vida, es la única que no me dejará sin antes yo hacerlo.» Pablo Neruda.

Te ha gustado el post?
[Total: 0 Promedio: 0]
Comparte esta entrada en tus redes sociales:Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Tumblr
Tumblr

Author: Marcos Silva

Hola! Me llamo Marcos Silva Puig. Después de acabar mi Máster de Secundaria en vez de opositar decidí irme de viaje por Asia para ver mundo. Me gustó tanto que me acabé quedando. Casi sin darme cuenta ya llevo 6 años en Asia, de los cuales he pasado la mayoría del tiempo viviendo en China y viajando por países como Tailandia, Laos, Vietnam, India... Siempre que puedo aprovecho para viajar y relatar aquí mis experiencias para los más curiosos y también para echar una mano a aquellos que tengan pensado venir de viaje a Asia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *