Indian Wedding - Rituales indios

Relato de una boda en la India

Fuimos invitados a una boda india por el taxista que nos llevó de Nueva Delhi a Agra. La invitación nos sorprendió pero no dudamos en aceptarla y planear parte de nuestro viaje pensando en llegar a tiempo para la boda, que se celebraba en la provincia de Himachal Pradesh. Concretamente en Tullah, una aldea perdida por las montañas del norte de la India.

Las prisas durante todo el viaje para llegar a tiempo para la boda india merecieron la pena. Salimos desde McLeod Ganj en taxi hacia Tullah y tardamos unas dos horas en llegar. Todo el pueblo nos recibió muy gratamente, con sonrisas y bailes y nos invitaron a comer. Sin lugar a dudas, eramos la atracción de la boda.

Ceremonias y costumbres: Bailes y peleas con palos

Después de comer, los familiares y los amigos del novio nos dirigimos en autobús a la aldea de la novia. Desde donde comimos al autobús llevaron al novio en un trono hecho de bambú. No entendí muy bien el porqué pero solo los hombres se subieron al autobús. Las mujeres se quedaron todas en Tullah.

Durante el viaje de aproximadamente 45 minutos todo el mundo estuvo cantando canciones y bailando dentro del autobús. Un par de kilómetros antes de llegar al pueblo de la novia pararon el autobús. Estuvimos caminando entre saltos, bailes y peleas simuladas con palos hasta que avistamos la casa de la novia a lo lejos. Entonces, desde allí, el novio se volvió a subir en su trono hecho de bambú y sus amigos lo llevaron hasta el pueblo a cuestas.

¿Cómo es una boda india tradicional?

La importancia de las ceremonias, las costumbres y la vestimenta

Solo llegar a la casa de la novia se empezaron a hacer ceremonias que difícilmente entendíamos. Primero, uno a uno, los invitados se fueron saludando: el padre del novio con el padre de la novia; el abuelo del novio con el abuelo de la novia, y así seguidamente. Más tarde, nos sentamos alrededor del fuego y dos sacerdotes Brahmanes comenzaron a guiar todos los rituales.

Durante casi toda la ceremonia de la boda india el novio se mantuvo con la rostro cubierto hasta que al cabo de unas dos horas de rituales por fin se destapó.

Mientras por un lado estaban los novios en un ambiente serio haciendo un sinfín de rituales, en otro lado, a 10 metros, los más mayores tocaban música y cantaban en un clima de diversión y jolgorio.

Nosotros estuvimos parte de la boda presenciado la ceremonia de casamiento y parte bailando al son de la música. Finalmente, cuando las fuerzas nos dijeron basta, nos volvimos con el resto de regreso a la aldea del novio.

Siguiente Destino: De Tullah a Amritsar

Por la mañana nos despedimos de nuestros amigos sin saber cómo agradecerles por esta maravillosa experiencia. A continuación, nos dirigimos a Amritsar, la capital de los Sikh y el lugar del Templo Dorado, el templo más visitado de la India.

Solos podemos hacer poco, juntos podemos hacer mucho.

– Hellen Keller –

¿QUÉ NOTA LE PONES A ESTE POST?
[Total: 1 Promedio: 5]