Tailandia - Buda gigante

Visitando el centro-norte tailandés, donde nunca para nadie:

Estuve viviendo en Tailandia trabajando de profesor de inglés un total de 4 meses y lo aproveché para conocer la Tailandia profunda. Concretamente, vivía en la provincia de Kamphaeng Phet, en un lugar llamado Khlong Khlung; un pequeño pueblo en medio de Tailandia donde casi nunca para nadie.

Los fines de semana aprovechaba para viajar y visitar las provincias del centro de Tailandia, las que más cerca tenía. Aquí os cuento mi experiencia en cada una de ellas:

thai map 4 500x417 - La Tailandia profunda: las provincias del centro

Tailandia profunda: Kamphaeng Phet

IMG 20160709 220932 482x500 - La Tailandia profunda: las provincias del centroKampheang Phet está a unos 350 kilómetros al norte de Bangkok, a medio camino de Chiang Mai. A la capital provincial también se le da el nombre de Kamphaeng Phet por lo que es fácil de localizar.

En realidad la capital no es más que un pueblo de 30 mil habitantes donde reina la calma. Sin lugar a dudas, si algo caracteríza a esta provincia es la tranquilidad que se respira en cada rincón.

Si decides venir aquí, lo más destacado a visitar es el Parque Histórico que está repleto de templos en ruinas y el Night Market al lado del río. Te puedes hospedar en el Three Guesthouse, un tranquilo y bonito hostal en medio del pueblo donde podrás cruzarte con los pocos extranjeros que vienen a Kamphaeng Phet.

Por la noche puedes encontrar algunos bares abiertos pero si buscas fiesta donde más merece la pena ir es al Banana Club; mucho ambiente y buena música.

Otros lugares atractivos que ver en la provincia son: la cascada Khlong Lan, el Parque Nacional Mae Wong y la Reserva agrícola Khlong Nam Daeng. Alrededor de las provincia de Kampheang Phet también hay muchas cosas por ver. Durante mi estancia todos los fines de semana me iba por los alrededores de viaje para descubrir la Tailandia más profunda y la más desconocida.

Tailandia profunda: Nakhon Sawan

Al sur de Kamphaneg Phet se encuentra la provincia y la ciudad provincial Nakhon Sawan. Cuando descubrí Nakhon Sawan dejé de ir a Kamphaeng Phet. Es una ciudad de más de 100 mil habitantes por lo que es mucho más grande y está más animada.

En Nakhon Sawan, buscando por Google Maps, solo encontré un sitio donde hospedarme, el Shanya Guesthouse. Justo al lado hay otro hotel. Fui a preguntar por casualidad y la dueña fue tan simpática que me acabé quedando allí. Cada vez que volvía a Nakhon Sawan me hacían sentir como si fuese mi segundo hogar en Tailandia.

Aunque no es nada conocido, Nakhon Sawan sorprende por todo lo que hay por ver. En la cima de una colina se encuentran una serie de templos que merecen una visita. Destaca sobretodo el Wat Kiriwong por su gigante pagoda dorada y por sus magníficas vistas al paisaje de Nakhon Sawan. A la cima se puede subir por la carretera que rodea la montaña. Puedes ir en taxi, caminando, o mi preferida, en autoestop. Justo al lado también puedes subir a una torre que hay de 32 metros donde podrás ver la panorámica de toda la ciudad con telescopio incluido.

También puedes ir al Sawan Park a dar un paseo y disfrutar del lago. Está todo muy bien cuidado y es una zona perfecta para sentarse y desconectar. Además, rodeando el lago, encontrarás todos los bares que necesitas para tomar algo. O incluso para salir de fiesta por la noche.

Al anochecer, uno también puedo optar por ir al Night Market que abre cada noche a orillas del río Chao Phraya. Si el Night Market de Kamphaeng Phet me gustó, este sencillamente me encantó.

Tailandia profunda: Phitsanulok – Phetchabun

Hubo un fin de semana que fui con un amigo a Phitsanulok, otra provincia colindante a Kamphaeng Phet. Nos quedamos solo una noche en Phitsanulok así que no puedo decir mucho de esa ciudad.

Desde Phitsanulok arreglamos una ruta en taxi que nos llevara por zonas rurales y cascadas hasta llegar a la provincia de al lado, Phetchabun, que está justo en el centro-norte de Tailandia.

IMG 20160812 111655 500x375 - La Tailandia profunda: las provincias del centro

Allí había un templo perdido entre montañas que tenía muy buena pinta y que quería visitar. Y no nos defraudó. El Wat Pra That Pha Sorn Kaew es un templo budista que se caracteriza por ser diferente a todos los que he visto anteriormente. Está cubierto de azulejos de colores dándole un toque curioso y moderno a lo Dalí. Todo el complejo es muy surrealista.

Está en la cima de una montaña, rodeado de jardines y al lado de una escultura gigante de buda blanca con varias caras que impresiona aún más que el templo. Durante mi estancia allí disfruté tanto que me prometí volver algún día. Dudo que cuando vuelva aún no haya extranjeros.

Después de visitar el templo el taxista nos dejó en la ciudad de Phetchabun que en realidad no era más que un pequeño pueblo. A primera visto no nos pareció ver nada interesante así que nos fuimos en el único autobús que había hacia Pichit.

Tailandia profunda: Pichit  –  Nakhon Sawan

Al llegar a Pichit, estaba todo oscuro, era uno de estos pueblos que no tiene ni apenas luces en las calles. No sabíamos muy bien donde ir. Era fin de semana y nos apetecía salir un rato. Al final nos decidimos por acabar el viaje en Nakhon Sawan que era un sitio que conocía bien. El problema es que eran las 11 de la noche y ya no había ni autobuses, ni trenes, ni taxis. Nuestra única opción era ir en un tuc-tuc.

Después de pactar el precio le dijimos al conductor que antes de nada nos llevara a un supermercado; necesitábamos whisky, coca cola, hielos y vasos. Nos pasamos dos horas en tuc-tuc haciéndonos cubatas hablando de fútbol y recordando viejos tiempos. Lo que parecía una pesadilla al final se convirtió en un viaje difícil de olvidar. Se nos pasó volando y llegamos a Nakhon Sawan con el punto justo para salir un rato.

Al día siguiente llevé a mi amigo a ver el templo que estaba en la cima de la montaña. De bajada, haciendo autoestop, nos preguntaron si queríamos ir a no sé que parque. Aceptamos y nos acabaron llevando a lo que luego descubriríamos que era Bueng Boraphet, el mayor lago de agua dulce de Tailandia.

Concretamente nos llevaron a una zona que se parecía a un parque de atracciones. Podías visitar un acuario gigante, un estanque de crías de cocodrilos o, incluso, ver un espectáculo de cocodrilos bastante curioso pero sobretodo muy espectacular. Fue la forma perfecta de cerrar ese gran fin de semana.

Norte de Tailandia: Loei

En uno de mis viajes a Laos para cambiar el visado de turista a permiso de residencia paré un día en Loei, que está justo al lado de la capital de Laos.

La ciudad no está mal, es muy tranquila. Pero allí se va a disfrutar de los alrededores; de las montañas y los parques naturales. Alquilé una moto y estuve todo un día dando vueltas por las afueras de Loei. Encontré un templo donde un monje me invitó a tomar un té en su humilde cabaña y a charlar sobre la filosofía budista. Fue sin duda interesante.

También me adentré en una reserva natural llamada Huai Krating que está a 20km de Loei. Allí, si te apetece, puedes darte una paseo en una casa-barca de bambú mientras te hacen la comida y te relajas en un bonito lago rodeado de montañas.

Loei es un sitio que recomiendo visitar si estás en busca de naturaleza y tranquilidad y no quieres cruzarte con otros mil turistas más en tu camino. Hay muchos otros sitos que no pude ver porque no tuve tiempo. Subir a la montaña Phu Thok y visitar los Parques Nacionales Phu Kradueng y Phu Ruea queda pendiente para una próxima visita.

Espero que este artículo motive a viajeros a no solo ver los sitios más turísticos de Tailandia y quedarse en la superficie sino también a adentrarse en lo más desconocido para descubrir lo más auténtico de este país.

Si estás pensando en viajar a Tailandia, también te puede interesar mi lista de Consejos para viajar a Tailandia por Libre. Y, si tienes un minuto, puedes aportar tu granito de arena al blog comentando, valorando y/o compartiendo este post para ayudarnos a seguir creciendo. ¡Un saludo!

Deja de pensar y deja que las cosas sucedan.

¿QUÉ NOTA LE PONES A ESTE POST?
[Total: 1 Promedio: 5]