Viaje-a-Bali-Amed-Pura-Lempuyang-Lahur-Templo-de-las-Puertas-del-Cielo

El Monte Agung, un gigante enfrente de las playas de Amed

Amed es una región que se encuentra al nordeste de la costa de Bali. Si eres de los que no les gusta los lugares plagados de turistas y tiendas de souvenirs como por el ejemplo la zona de Kuta en el sur de Bali; Amed es un lugar ideal para ti.

La región de Amed está dividida en siete pequeños pueblos, en su mayoría pueblos pesqueros, humildes y con pocos turistas donde uno puede gozar de unas playas más tranquilas y unos lugareños mucho menos interesados que otras zonas de Bali. Pero, lo que más sorprende de Amed, son las vistas desde la playa del impresionante Monte Agung, un volcán activo de 3142 metros sobre el mar que ocasionalmente expulsa humo y ceniza. Para mí, fue el paisaje que más impresionó durante mi viaje por Bali e Indonesia, por eso, he hecho esta guía de viaje para todos aquellos mochileros que estén pensando visitar Amed.

¿Cómo llegar a Amed?

Si algo no me gustó de Bali es que hay muy poco transporte público y lo poco que hay va bastante mal. Por eso, nosotros nos alquilamos un coche para ir desde el sur de Bali a Amed sin problemas. Además, durante el camino hay varios templos y zonas donde parar a ver la costa y de paso descubrir ese Bali más desconocido, a tu ritmo y sin prisas. Aun así, si prefieres ir en autobús, las dos compañías  turísticas más conocidas para moverse por Bali son: Kura-Kura Bus y Perma.

¿Dónde alojarse en Amed y cúantos días quedarse?

Como he mencionado antes, la región de Amed está dividida en 7 pueblos: Amed, Jemeluk, Bunutan, Lipah, Selang, Banyuning y Aas. Los pueblos más recomendados para alojarse por sus playas con vistas al monte Agung son el mismo pueblo de Amed y el pueblo de Lipah, que está justo al lado. Son pueblos muy sencillos, sin grandes construcciones y con una calle principal paralela a la costa llena de restaurantes, hoteles y pequeñas tiendas en su mayoría familiares.

Con dos días tienes más que suficiente para ver los templos y las playas de los alrededores. Nosotros nos alojamos en el Pacha Hostel, un hostel hippie para mochileros al lado de la playa. Es el lugar adecuado para conocer gente y tomarse unas copas por la noche con música en directo. Con desayuno incluido, puedes hospedarte por tan solo 12 euros en una habitación doble o en un dormitorio mixto por 5 euros.

Si buscas un hotel de más calidad, en el Amed Café & Hotel Kebun Wayan puedes alojarte por 25 euros en una habitación doble. Este hotel está justo en la playa de Amed, tiene vistas al mar y piscina.

En este mapa te especifíco dónde están los hoteles que recomiendo y dónde se encuentran los lugares que ver en Amed que a continuación te expongo:

¿Qué ver y qué hacer en Amed?

Las tranquilas playas de Amed

Las playas de Amed no serán las mejores de Bali pero tienen un toque único. La arena de la playa es de arena negra volcánica, los pescadores van y vienen con sus peculiares barcas de pesca y el monte Agung se asoma de fondo imponente sacando humo.

Monte Agung, el volcán más alto de Bali

El Monte Agung, con 3142 metros de alto, es el volcán más alto de la isla de Bali y, sin lugar a dudas, la mayor atracción de la zona. Desde casi cualquier lugar de Amed uno puede disfrutar de sus impresionantes vistas y recrearse haciendo fotografías. Por si fuera poco, el volcán está activo, por lo que expulsa humo y ceniza continuamente. Se puede hacer un trekking hasta la cima del Monte Agung siempre y cuando se contrate un guía local. Puedes preguntar por el guía en tu hotel o en las agencias de los alrededores.

Pura Lempuyang Lahur, el Templo de las Puertas del Cielo

El Templo Lempuyang Lahur es un complejo de varios templos a lo largo del sendero que lleva a la cima del Monte Lempuyang, a 1175 metros sobre el mar. Forma parte de uno de los seis Sad Kahyangan: los santuarios más importantes de Bali. Anteriormente, ya hablamos sobre estos santuarios en el post sobre el Templo Uluwatu al sur de Bali.

El Templo Pura Lempuyang, aunque seguramente no te suene el nombre, lo habrás visto en alguna de las muchas fotografías que se ven por Instagram de paisajes icónicos de Bali: alguien entre las típicas puertas divididas de Bali, el volcán Agung de fondo y todo reflejado perfectamente por lo que parece ser un estanque de agua.

Para nuestra sorpresa, al llegar al templo descubrimos que esa fotografía tiene truco. En realidad, no hay ningún estanque de agua, sino un lugareño que cuando te va a hacer la foto, coloca un espejo justo en medio de tu cámara de móvil y la fotografía sale con este efecto tan engañoso pero a la vez tan eficiente. Aun así, en conjunto, gracias a las vistas al volcán Agung, la maravillosa fotografía que te llevarás de recuerdo y el bonito paseo por la montaña entre templos, resulta un lugar que merece la pena visitar.

Templo Besakih, el Templo Madre de Bali

Una vez instalado en Amed puedes hacer un viaje de ida y vuelta al Templo Besakih. Casualmente, no solo es también considerado uno de los seis Sad Kahyangan, sino que es el más importante de todos ellos. Está situado en las laderas del Monte Agung y también es un complejo de templos donde el más grande es el Pura Penataran Agung. La entrada al templo cuesta 50.000 rupias indonesias (3 euros). Desde allí se puede subir a la cima del monte Agung en una ruta nocturna de unas 8-10h.

El precioso Parque Tirta Gangga

El Parque Tirta Gangga es un antiguo palacio de agua construido en 1946 por el Rey Karangasem. El nombre del parque, significa literalmente “El Agua del Ganges” haciendo mención a las aguas sagradas del río Ganges según las creencias del hinduismo.

En 1963 el complejo fue destruido casi por completo por la erupción del Monte Agung. Actualmente, está cuidadosamente reconstruido. Se caracteriza por sus grandes fuentes rodeadas de jardines y curiosas estatuas. Entre todas las fuentes destaca la fuente principal, donde puedes caminar sobre unas piedras planas que sobresalen del agua, mientras peces de colores nadan alrededor e intentas no caerte al agua cuando te cruzas con alguien. Además, si te apetece relajarte aún más, por 20.000 rupias (1.30 euros) puedes también meterte un baño en unas piscinas que hay.

Viaje en barco de Amed a las Islas Gili

Las tres islas más famosas de Indonesia están justo al lado de Amed, situadas en la costa noroeste de Lombok. Estás son: Gili Trawangan, Gili Meno, Gili Air. Es por eso que Amed se utiliza como puerto que conecta Bali con las Islas Gili. En Amed encontrarás muchas agencias de viaje que ofrecen rutas hacia las islas o Lombok. El viaje de solo ida en barco rápido, que tarda tan solo una hora, suele costar 450.000 rupias indonesias (30 euros). Si tienes pensando volver a Bali por Amed, el viaje de ida y vuelta vale 750.000 (50 euros), aunque yo te aconsejo hacer un viaje circular pasando por Lombok.

Snorkel y Buceo en Amed

Para acabar, Amed también es un buen lugar para hacer snorkel y buceo. En mi caso, no soy muy fan de las playas de Bali porque solo entrar en ellas ya hay coral, con lo que tienes que ir con cuidado de no cortarte. Pero también por eso, para los fans del snorkel, es un lugar idílico. Tan solo meterte al agua un mundo de colores se abre ante ti. Si prefieres el buceo, también se puede hacer buceo en Amed, donde cerca de la costa encontrarás un viejo barco americano hundido por los japoneses durante la Segunda Guerra Mundial.

Espero que esta Guía de Viaje de Amed te sea útil durante tu viaje a Bali y puedas disfrutar de Indonesia, su gente y sus paisajes. Si has encontrado este post de utilidades puedes suscribirte al blog para recibir actualizaciones sobre viajes.

También puedes comentar, valorar y/o compartir el post para ayudarnos a seguir creciendo. Y por último, si estás pensando en hacer un viaje a Bali, no te puedes perder Ubud, el pueblo con más encanto de Bali.

Solo poseo mis recuerdos.

¿QUÉ NOTA LE PONES A ESTE POST?
[Total: 1 Promedio: 5]