Viaje acRishikesh - Vistas desde Tapovan

Viaje a Rishikesh, la ciudad bañada por el Ganges a pies del Himalaya

Fuimos de viaje a Rishikesh desde Nueva Delhi. Rishikesh es una ciudad sagrada situada a 230 km al noreste de Nueva Delhi. Es considerada la capital mundial del yoga y la meditación pero también “La Puerta del Himalaya”.

Esta ciudad se hizo internacionalmente famosa después de que en 1968 Los Beatles asistieran durante un tiempo a un curso de Meditación Transcendental. Ringo Starr se quedó 10 días, Paul McCartney un mes y Lennon y Harrison un total de 6 semanas.

Durante su estancia en Rishikesh la banda tuvo uno de sus periodos más productivos. Llegaron a escribir más de 30 canciones que más tarde aparecerían en el White Album y en el Abbey Road. Después de eso, muchas personas interesadas en aprender meditación fueron viniendo a Rishikesh. La ciudad poco a poco se fue convirtiendo en un destino espiritual.

Visita al Ganges, el río más sagrado del hinduismo

Un poco de historia sobre el río Ganges

El río Ganges divide la ciudad en dos partes. El Ganges nace en el Himalaya y tiene unos 2500 km de largo. Es famoso por ser el río más sagrado del hinduismo pero también por ser uno de los ríos más contaminados del mundo.

En el hinduismo existe la creencia de que uno debe bañarse en el Ganges para purificarse y, cuando le haya llegado el momento, ser incinerado a orillas del río. Hay ciudades sagradas como Varanasi, donde, según la fe hindú, si eres incinerado allí te liberas del ciclo de la vida y la muerte. Evitas volver a nacer, te desatas de las ataduras del karma y consigues la liberación espiritual (Moksha).

Las personas que pueden permitírselo viajan a Varanasi cuando ven que sus últimos días están cerca. Hay otros casos, como el de los pobres o los sin techo que, desgraciadamente, como no pueden pagarse una incineración sus cuerpos se echan al río directamente. A parte de todo esto, hay que sumarle los residuos industriales más los desechos de las cloacas.

Rishikesh, uno de los mejores lugares para disfrutar del Ganges

Sin embargo, Rishikesh tiene la suerte de estar a tan solo 200 km de distancia del nacimiento del río por lo que aún se puede apreciar un agua limpia y pura. A orillas del río hay pequeñas playas de arena blanca donde uno puede bañarse tranquilamente.

Hoy en día, el turismo no ha logrado deshacerse de esa atmósfera espiritual que se sigue respirando en cada rincón de Rishikesh. Sin lugar a dudas, es el mejor lugar para desconectar de todo el caos que uno se encuentra viajando por India.

Guía de viaje a Rishikesh

De Nueva Delhi a Rishikesh: ¿Cómo llegar a Rishikesh?

Para ir de Nueva Delhi a Rishikesh puedes coger un autobús cama que tarda entre 5 a 7 horas dependiendo de la compañíaa. El billete suele costar entre 400 y 500 rupias (5-6 euros).

En nuetro caso compramos el ticket de autobús en Makemytrip.com, una compañía india de viajes en línea muy útil para moverse por todo el país. Un vez comprado el billete te mandan un correo electrónico con la confirmación y tu número de pasajero y solo tienes que enseñarlo con el móvil al conductor una vez te subas al autobús.

Mapa Rishikesh 500x297 - Viaje a Rishikesh: historia, dónde hospedarse y qué ver

¿Dónde hospedarse en Rishikesh?

Si vienes de viaje a Rishikesh en autobús desde Nueva Delhi, al llegar el autobús te dejará en la parte de abajo de la ciudad. Lo aconsejable es coger un tuk-tuk que te suba 5 km hasta Tapovan; la parte de los hoteles, agencias de viaje y las escuelas de yoga.

Desde allí es fácil moverse. Además podrás disfrutar de unas preciosas vistas de los templos a orillas del Ganges y de los puentes que conectan la ciudad; el Ram Jhula y el Laxman Jhula.

Nosotros nos hospedamos en el Hotel Nammastay. Pagamos en total por una habitación individual y una doble tan solo 1000 rupias (12 euros). Los jefes eran muy simpáticos y en el tejado tenían un rooftop chillout que era una maravilla.

Si prefieres un hostel para conocer mochileros, justo en la misma calle se encuentra el Bonfire Hostel. Allí, por las noches, puedes sentarte  alrededor de una hoguera para conocer a los otros huéspedes e intercambiar experiencias. Eso sí, todo muy de relax. A Rishikesh no se viene en busca de fiesta loca, sino más bien a relajarse.

¿Qué ver y qué hacer en Rishikesh?

1. Cruzar los puentes colgantes Ram Jhula y Laxman Jhula

Estos dos puentes colgantes de hierro que cruzan el Ganges son dos lugares emblemáticos en la ciudad de Rishikesh. Encima de Laxman Jhula se puede disfrutar de las espectaculares vistas de la ciudad de Rishikesh, sus templos y de los ghat a orillas del Ganges.

2. Hacer un curso de Yoga o Meditación

Solo nos quedamos un día en Rishikesh aunque en verdad es una ciudad para quedarse un tiempo. Sobre todo, si te apetece hacer algún curso de Yoga o Meditación o hacer excursiones por los alrededores.

No son pocos lo que se quedan en Rishikesh un par de semanas, o incluso, meses, haciendo cursos de Yoga o Meditación. Sin lugar a dudas, es un lugar ideal para iniciarse en estas prácticas o incluso para perfeccionarlas. Eso si, no esperes que te salga barato.

3. Sentarse en las orillas del río Ganges

Si no estás interesado en cursos de Yoga y Meditación, lo mejor que puedes hacer es visitar templos de Rishikesh e ir a orillas del río a sentarte en los ghats (escalinatas donde se realizan rituales hinduistas en los ríos sagrados de India). Desde allí, solo hay que quedarse quieto y observar a los rituales de los hindues.

Nosotros tuvimos la suerte de llegar justo en un festival hindú y las escalinatas del río estaban repletas de gente. Unas cuantas vacas y un par de perros callejeros se reclinaban en ellas como si todo aquello no fuera con ellos.

Familias enteras se metían a purificarse en el Ganges. Los niños jugaban en el agua y los que ya se habían bañado se quedaban sentados tranquilos pasando la tarde. Había puestos donde podías comprar flores y después dejarlas en el Ganges a modo de donación. Era una mezcla curiosa entre regocijo y espiritualidad.

Siguiente Destino: De Rishikesh a Haridwar

Al segundo día por la mañana nos despedimos de Rishikesh con una sensación de extraña nostalgia después de haber permanecido solo un día.

Mirando el Ganges a lo lejos, nos subimos en el tuk-tuk dirección Haridwar para desde allí buscar un autobús que nos llevara a Shimla, la capital del estado de Himachal Pradesh y la ciudad veraniega de la India Británica.

Si esta Guía de viaje a Rishikesh te ha sido de utilidad te animo a que comentes, valores y/o compartas. Si estás planeando un viaje a la India, también te puede interesar la lista de Consejos para viajar por la India y la Ruta por el norte de la India de 3 semanas.

Medito para que mi mente no pueda complicar mi vida.

Rishikesh Gurú sentado 500x368 - Viaje a Rishikesh: historia, dónde hospedarse y qué ver

¿QUÉ NOTA LE PONES A ESTE POST?
[Total: 1 Promedio: 5]